Finalizamos las pruebas “reales”

Hoy, 30 de junio, damos por terminadas las pruebas con los clientes “piloto”.

En los 2 últimos meses hemos estado realizando traducciones de textos “reales” enviados por los clientes de esta fase de “pilotaje”. No se trata ya de pruebas “de laboratorio”. Son los documentos que reciben las agencias de traducción con las que estamos trabajando.

Como era de esperar, han surgido pequeños errores, nos hemos encontrado “sorpresas”, situaciones no previstas (algunas tan sencillas como la numeración de los párrafos), que han dado lugar a numerosos retoques en el programa.

Terminados estos cambios, el pasado lunes enviamos a uno de nuestros clientes piloto, una conocida agencia de traducción de Madrid, varios folios traducidos por VICTOR y hoy nos ha confirmado que la traducción es prácticamente perfecta.

Tanto que el cliente pensaba que había sido corregida por un traductor “humano”.

Podemos decir, con rotundidad, que hemos llegado al nivel de calidad esperado, no ya con textos de prueba, sino con textos reales.

Y ese nivel es, sencillamente espectacular. Casi indistinguible del que consigue un traductor humano.

Ahora comienza la fase final de enriquecer o ampliar el diccionario para que este resultado no se limite a glosarios especializados.