VICTOR Translator es un producto terminado desde el punto de vista del desarrollo del programa informático que es la parte fundamental del traductor.

Hay, no obstante, una limitación que nos impide obtener el resultado deseado cuando traducimos cualquier texto: el diccionario.

Uno de los puntos fuertes de VICTOR es su capacidad para diferenciar la traducción de una misma palabra en inglés en función del contexto, de la frase en la que se está utilizando. El diccionario de VICTOR, que cuenta ya con más de 400.000 entradas, permite “contextualizar” las palabras de una forma muy sutil. Esta ventaja tiene un inconveniente importante: para cada equivalencia de cada palabra hay que indicar el contexto en el que se aplica. El resultado es que el diccionario aún debe seguir creciendo para recoger la riqueza del idioma. No es que falten palabras, es que faltan “situaciones” posibles en las que aparecen.

Este problema se elimina cuando traducimos textos de una misma temática o glosario. Ya hay clientes que utilizan VICTOR con muy buenos resultados. Pero para textos de glosarios poco trabajados los resultados no son buenos.

Si traduce textos largos y sobre una temática recurrente, VICTOR le puede ser de gran utilidad ya. Si su temática es variada, tendrá que esperar algún tiempo hasta que completemos el diccionario con nuevos temas.